Abril, mes de la felicidad.

¿Qué es la felicidad?

Hay infinidad de definiciones al respecto y al final termina siendo un objetivo en la vida de muchas personas, hay escritores y poetas que han mencionado que la felicidad es una posada en el camino y en este mundo actual la mercadotecnia endulza la visión de la gente con la creencia de que necesitan poseer todo lo que les venden los medios de comunicación para ser felices y entonces enajenados llegan a la conclusión de que esas necesidades creadas son un todo.

Si hablamos de felicidad en el desarrollo personal, llegaríamos al punto de que es un objetivo primario, en la pirámide de las necesidades básicas de Maslow se parte de cubrir lo básico en la vida de toda persona casa, comida, vestido y amor, generando esto un bienestar, mismo con el que un bebé  es feliz, pero en la medida en la que ese bebé crece y atraviesa por sus diferentes etapas de desarrollo y madurez esa felicidad se transgiversará si no tiene una buena guía. Crecerá creyéndose ajeno a sí mismo y como lo puntualice en las primeras líneas de este texto, vivirá enajenado.

En las instituciones educativas se promueven valores y se prevé que los niños, las niñas y los adolescentes encuentren una guía para sus vidas, pero si en ese camino sus padres que son los primeros formadores no toman o bien no ejecutan su rol en el día a día de sus hijos(as), estos no encontraran  las herramientas indispensables para un estado anímico sano. 

En El Tren del Saber nos ocupamos del bienestar de nuestros pasajeritos y sus familias, es por ello que procuramos en constante presentar sugerencias a ustedes como padres, que les puedan ser de utilidad en la formación de nuestros queridos niños.

En esta ocasión en la que hablamos sobre felicidad es importante que ustedes comprendan lo que implica el ser feliz, les mencione que muchos poetas, escritores y filósofos han escrito al respecto, pero ¿En algún momento usted se ha detenido a pensar en esto? ¿Sé ha cuestionado en si usted sé siente feliz?   

Muchos confunden la felicidad con la alegría y la alegría es momentánea, pero la felicidad puede llegar a ser permanente si verdaderamente  nos abrimos camino hacia la plenitud de nuestros días. Suena complejo ¿cierto? pero no es imposible el lograr desconectarse del mundo para ver lo verdaderamente esencial. La felicidad es un estado emocional  que hay que procurar y para ello se necesita de otros valores, como el amor, el autocontrol, el respeto, la responsabilidad y la humildad.

Hoy le dejare algunas pautas importantes al momento de inculcar y promover este bello valor en la vida de sus niños (as):

*De vez en cuando es bueno quitarnos el traje de adultos y ser niños con nuestros niños. Lo invito a la reflexión ¿Qué es lo que más deseaba de mis padres a la edad que tienen mis hijos? Vera que un sin fin de respuestas y herramientas a trabajar en casa surgirán de  su respuesta.

*Sea ejemplo, recuerde que todo lo que se pretenda introyectar en los niños en esta su primera infancia tiene que ver con lo que  observen y aprendan por imitación de sus adultos formadores.

*Fomente la autonomía de sus niños(as), es parte importante del respeto hacia cada una de las etapas de vida de todo ser,  conforme crecen comienzan a tener habilidades que se deben potenciar. Incluso es importante dejarles elegir la  ropa que vestirán.

*Evite las comparaciones entre hermanos, con los primos, los vecinos, los compañeros de escuela, si hay algo que es real y certero es cada persona tiene su propia esencia. Obviamente hay reglas, normas sociales y morales con  las que ponemos limites, pero hay algo que no se puede limitar y es el ser.

Si el niño(a) quiere cantar déjele cantar, si entran en algún templo o cualquier otro sitio en donde no esté permitido y debe evitar hacerlo, solo dígale: “Entiendo que te guste cantar, pero debes esperar a que termine el evento, culto, etc.”, ¿Qué te parece si cuando salgamos de aquí hacemos música en casa y cantamos y bailamos? Y por supuesto recuerde algo básico, “CUMPLA LO QUE PROMETE”, y ya vera como el niño(a) accede. Recuerde lo que ya mencione en otros escritos “Todo lo que deseamos como obediencia, en el idioma infantil se traduce en complacencia hacia mis figuras parentales o bien formadores”.

*Reconozca los logros de sus hijos(as), esto es importante para una buena autoestima.

*Fomente el reconocimiento de las emociones e inicie reconociendo las propias. Como ya lo mencione el ejemplo es clave primordial para los niños y sus aprendizajes. Y si se trata de valores el ejemplo es oro molido.

Les deseo todo lo mejor en este bello mes y que la luz que irradia la felicidad los abrace y permanezca en sus corazones.

Y recuerde que el amor todo lo hace posible.

Lic. Psic. María Esther González Alvarado

Agregue sus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *