Agosto, mes de la responsabilidad.

AGOSTO

MES DE LA RESPONSABILIDAD

La responsabilidad es un valor que tiene que ver con el compromiso y la obligación, con los niños pudiese parecer difícil habituarlos a las diferentes actividades que se les desea enseñar durante la primera infancia, pero con perseverancia obtenemos resultados inimaginables.

Recordemos que todo aprendizaje en la primera infancia es por imitación y que sí como formadores demostramos como se hacen las cosas, reforzamos y motivamos a que repitan determinados patrones y actividades, ellos lograrán adquirir dichos aprendizajes.

Si como padre de familia demuestra a su hijo o hija la importancia de asear su cuerpo y lo habitúa a ello, tendrá como resultado un hijo (a) con una cultura en higiene personal apta para cada etapa de su vida. Si le enseña y le demuestra con acciones como tender su cama, en qué lugar van los juguetes, en donde debe colgar su ropa o incluso donde colocar la ropa sucia, y le enseña paulatinamente y acorde a su edad a contribuir en las actividades de casa le estará generando incluso un sentimiento de pertenencia invaluable que le permitirá sentirse parte de su hogar. El doble mensaje que se transmite a los niños mediante estas actividades es responsabilidad y perseverancia, valores universales y personales que todo individuo debe acuñar a su vida desde la primera infancia. Conseguir que un niño adquiera una obligación es fomentar en ellos que como parte de una comunidad también tienen responsabilidades, refuerce en casa estas enseñanzas y a la par la institución reforzara los aprendizajes que adquieran sus hijos a través de estas en su hogar.

Como fomentar la responsabilidad en la vida cotidiana.

Ayude a su hijo (a) a mantener un orden en sus pertenencias, el lugar en el que debe colocar sus juguetes, su ropa, sus zapatos, etc., esto le ayudara a ser responsable con sus pertenencias con ello le generará un hábito del cuidado de estas y el aprenderá además a ser organizado.

La higiene personal es importante, fomentar una cultura de higiene en la infancia será invaluable en su etapa adulta. El baño diario, el corte adecuado de unas o el cepillado dental son solo algunos ejemplos, incluso un uso adecuado del WC es importante y es parte del ser responsables.

La puntualidad, también implica responsabilidad, si organiza su tiempo para evitar salir con premuras de casa, será ideal para su hijo (a), lo despertará sin prisas y le brindará un desayuno sin presiones y el vendrá gustoso a la escuela. Parte de las responsabilidades de todo padre es brindar un ambiente armónico que optimice el día a día de sus hijos (as). Además, le estará enseñando a su hijo (a) un buen habito como parte de sus responsabilidades, “Ser puntual”.

Enseñe a su hijo (a) a respetar y cuidar su entorno ambiental, una cultura ambiental en donde ellos procuren la naturaleza y eviten dañarla es importante; de esta forma a la hora de estar en un lugar que implique el cuidar de las plantas y animales, ellos en automático lo harán como respuesta a un aprendizaje previo. Ayude a que su hijo (a) sea responsable y cuidadoso en los ambientes a los que se integra.

Ser responsables también implica asumir las consecuencias de nuestros actos, hable con sus hijos (as) a la hora de aplicar alguna consecuencia por alguna acción incorrecta que hayan cometido y procure en medida cumplir con la misma, de lo contrario le estará enviando un doble mensaje a su hijo que el procesara como un “no pasó nada” y volverá a reincidir en lo mismo. Con esto usted estará enseñando a su hijo (a) a que sea responsable de sus acciones y así adquirirá el aprendizaje de que todo acto tiene una consecuencia y que debe asumir la misma.

 Un punto importante a la hora de fomentar e instruir algún aprendizaje en los hijos es el amor; así que recuerde en todo momento que el amor es el mejor método, acoja a sus hijos (as) y entréguese a su formación con todo el amor que alberga en su ser.

Con amor todo es posible.

Lic. Psic. María Esther González Alvarado.

Agregue sus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *