La malnutrición infantil

Las consecuencias del maltrato infantil se han abordado frecuentemente de manera individual, sin embargo, es difícil separar el resultado en cada uno de sus aspectos ya que los trastornos físicos pueden tener implicaciones psicológicas y manifestarse en conductas de riesgo que a su vez pueden propiciar problemas de salud a largo plazo.

¿Existe relación entre el estado nutricional y el rendimiento académico?

Promocionar la salud significa evitar o disminuir factores de riesgo y crear o aumentar los factores protectores, cambiando estilos de vida, creando una cultura de la salud y haciendo de esta un valor, esto lo podemos lograr en los pequeños preescolares ya que ellos reflejan todos nuestros actos.
Los pequeños pasan por un periodo de grandes cambios, de inestabilidad emocional, tienen mayor contacto con situaciones de riesgo, se encuentran en búsqueda de su autonomía personal y compensación. Se puede convertir en una etapa donde estén más apegados al juego, descuidando muchas veces la alimentación. También a esta edad el tiempo esta dedicado mayormente al aprendizaje, ocasionando un mayor gasto de energía, necesitando una mejor nutrición de acuerdo a sus requerimientos nutricionales, que muchas veces no son satisfechos.

La valoración nutricional debe formar parte integral de toda evaluación, con el fin de identificar a los pequeños que requieran un soporte nutricional específico con el fin de disminuir los riesgos.
La malnutrición es uno de los problemas que más afecta a la población infantil. El término “Malnutrición” engloba estados nutricionales, como la desnutrición y la obesidad. Un estado de nutrición óptima asegura a un niño con menos problemas de salud y con más facilidades en el aprendizaje.

Signos de alarma por desnutrición en el niño (a):

  • Disminuye de peso o no aumenta.
  • No tiene hambre o no pide de comer.
  • Si le ofreces los alimentos: come con desgano o tarda mucho comiendo.

Signos de alarma para sobrepeso y obesidad en el niño(a):

  • Aumenta de peso o está por encima de lo esperado
  • Observas un incremento de grasa en la parte de su cintura
  • Come cantidades elevadas de alimentos ricos en grasas, azúcares y además no se mantiene activo (a).

Por: Departamento de Nutrición de El Tren del Saber

Agregue sus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.