Octubre, mes de la convivencia escolar.

MES DE LA CONVIVENCIA ESCOLAR

Antes de abordar el tema de la convivencia escolar es importante el  tener la definición de lo qué es la convivencia.

Convivencia es el acto de convivir. La palabra convivencia es de origen latín, formado por el prefijo “con” y, la palabra “vivencia”, que significa acto de existir de forma respetuosa hacia las demás personas. 

En la vida de todo ser, desde que nace es fundamental la socialización y esta por obviedad debe generarse en ese su primer entorno social “su familia”. Esta interacción a nivel familiar será la que marcara una pauta importante en su formación y es imprescindible para su salud mental e integridad física de la persona y de quienes formen parte de su entorno, ya que  lograra un equilibrio a través de estas interacciones que le darán el beneficio de adquirir un equilibrio y por ende un desenvolvimiento sano en su vida personal, profesional y social.

Un punto importante a destacar es que para lograr una sana convivencia siempre será importante tener en cuenta la intervención de una gama de valores como el respeto, la tolerancia, la solidaridad, la honestidad, la empatía entre otros…

Convivencia escolar:

La convivencia escolar está ligada a los procesos educativos de un ser en los que aprende a relacionarse con otros, a respetar incluso las ideologías de los demás,  la escuela es el lugar en el que se reafirman los aprendizajes que previamente se han ido adquiriendo en casa, es uno de los primeros lugares en donde se aprende sobre el respeto hacia uno mismo y por ende hacia los demás.

Para el Tren del Saber siempre es importante el brindarle herramientas a esta su bella comunidad y hoy les presentamos algunas normas que son importantes para generar una sana convivencia no solo a nivel escolar, sino también familiar.

Entre algunas de las normas de convivencia más importantes en el ambiente escolar, podemos señalar las siguientes:

  1. Llegar  con puntualidad a la escuela.
  2. Saludar de manera respetuosa al personal  y cortes al personal de la estancia.
  3. Mantener una buena higiene.
  4. Cumplir con todo lo que la institución solicite, incluyendo los materiales de trabajo para los niños.
  5. Ayudar a mantener la escuela limpia, esto generando buenos hábitos en los niños.
  6. Mantener el área de trabajo ordenada.
  7. Evitar agredir verbal o físicamente a algún compañero (cero bullying).

Algunas de las normas de convivencia del hogar pueden ser las siguientes:

  1. Practicar las normas de cortesía: saludar a diario o corresponder al saludo, pedir permiso, agradecer, etc.
  2. Hablar con amabilidad
  3. Evitar los gritos.
  4. Solicitar y permitir la opinión de todos los miembros de la familia en asuntos de interés común.
  5. Participar activamente en las tareas del hogar según las capacidades de cada miembro.
  6. Compartir lo que se tiene y negociar el uso de áreas y equipos comunes cuando sea necesario.
  7. Respetar el espacio de los demás así como los horarios de descanso.
  8. Destinar un tiempo específico para el encuentro familiar.
  9. Evitar el uso del  móvil durante las comidas familiares.

Lic. Psic. María Esther Gonzalez Alvarado.

Agregue sus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *