Prevenir el maltrato infantil

Hay un tema muy importante que debemos tener en cuenta al momento de hablar con nuestros hijos, “límites personales”.

¿Qué son?

Las partes del cuerpo que ninguna persona debe tocar, bajo ninguna circunstancia, si alguien se atreviera a hacerlo el niño tendrá la facilidad de decir “no” me gusta cómo me tocas y expresarlo.
Los niños deben sentirse amados y seguros en su entorno donde se desenvuelven. Por lo que cada uno de nosotros como padres, madres de familia, maestros, hermanos, sociedad, tenemos el compromiso de “DARLE ARMAS A LOS NIÑOS PARA AUTOCUIDARSE.» Por lo que en El tren del saber se estudia muy de cerca el protocolo de actuación para las estancias libres de maltrato infantil. Cada pasajerito es valioso, así que siempre estamos alertas para advertir algún indicio de un probable daño a ellos.


Un punto muy importante es el no besar a los niños en la boca, esto podría cambiar la comprensión del niño, los labios y la boca son los límites personales del cuerpo de un niño. Cuando besas a un niño en los labios le muestras que la frontera o el límite de su cuerpo está abierto y que alguien puede entrar, en su territorio sin ningún problema, sin perder de vista que el besarlo en la boca es antihigiénico, ayúdalo a tener un límite y respeto para evitar confusiones.

Cuida con quien se relaciona tu hijo, las caricaturas que observa, que platicas sostiene con un adulto. Generalmente el niño tendrá cambios repentinos, dejará de comer, llorará en demasía, pesadillas, en algunas ocasiones agresivo, o por lo contrario se volverá tímido. Así que será momento de investigar lo sucedido. Sin alterarnos ni exagerar las situaciones por lo que es importante mantener un objetivo firme que es que nuestros hijos tengan una infancia feliz.


En la estancia contamos con información valiosa que te orientará, para tener una vida más informada y prevenida. Recordemos que dentro del Tren del saber contamos con Vaporcito y la Conejita Joy, con quienes nuestros pasajeritos podrán platicar, expresar sus emociones o vivencias ante cualquier situación para determinar si es necesario activar un mecanismo para canalización de un probable caso de abuso o maltrato.

Por: Departamento de Trabajo Social de El Tren del Saber

Agregue sus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.