Febrero, mes del valor de compartir

FEBRERO: MES DEL VALOR DE COMPARTIR

En este mes de febrero hablaremos del valor de compartir, pero antes de introducirnos al tema me gustaría que supieras un poco sobre el significado de esta palabra. Compartir viene del latín “compartiri” y significa “distribuir a todos”.

Y bien ahora vamos a introducirnos a este maravilloso valor. En el día a día hemos podido percibir a lo largo de nuestras historias personales esta acción, porque es una acción y parte de una actitud ¿Y cómo es que podemos contar con esa actitud?, la respuesta es muy simple, y es porque en algún momento de nuestra primera infancia y secuencia de nuestra vida, nuestros formadores nos inculcaron a través de su ejemplo lo que era el poder compartir con otros lo que teníamos y no solo eso, también nos enseñaron a compartirnos, compartirnos en tiempo, en sonrisas, en amor… ¿Te checa?.

He procurado mediante los textos de este blog, hacerte mención a ti mi estimado padre de familia, sobre la importancia de introyectar en la vida de tus niños (as) valores a través de lo que vives en tu día a día, en el parque, en tu viaje de retorno a casa y en tu hogar mismo, porque si hay algo que es real y palpable es que en esta primera infancia tus hijos aprenderán sobre moral y valores a través de tu ejemplo. Recuérdalo, los primeros aprendizajes son por imitación y todas tus acciones frente a tus hijos (as) las acuñaran en sus seres, será entonces que contarán con diversas actitudes frente a la vida.

Cuando halamos de compartir, también hablamos de otro valor muy importante que es la generosidad y es que van muy de la mano, como lo dice la palabra compartir en sus significado “distribuir a todos”, pero, ¿Y cómo es que distribuimos algo con los demás?, es entonces cuando hacemos uso de la generosidad y para actuar con generosidad necesito ser empático con los demás y percibir que es lo que podrían necesitar de mí, y entonces así podremos evaluar con qué recursos contamos para brindar ese apoyo material o bien moral.

Compartir nos hace seres sociales, ya que nos reconocemos con los demás como parte de un todo y ese todo es la comunidad social en la que vivimos y nos desenvolvemos, reconociendo como primer entorno social nuestros hogares.

Cuando hablamos de formar y educar en valores, debemos hacer énfasis incluso en aquellos valores que ayudarán a los niños (as) a crecer espiritualmente y que además les proveerán de herramientas bastas para la vida.

Es muy importante inculcar a los niños (as) el valor de compartir, si un niño aprende sobre este bello valor, podrá incluso adaptarse de una manera más favorable a cualquier grupo social, ya que es parte de su interacción con otros niños e incluso le favorecerá también a la hora de compartir incluso sus ideas y emociones con otros.

En El Tren del Saber no ocupa el brindarte herramientas que te sean viables a la hora de formar a tus hijos en valores y por esa razón te presento algunas sugerencias para fomentar este valor en tu día a día con tus hijos (as) :

*Recuerden siempre que un punto clave es el ejemplo.

*Enséñale a tus hijos (as) que pueden compartir sus juguetes con otros, es entendible que algunas veces al ser hijos únicos les cueste un poco de trabajo, pero si le enseñas a compartir incluso a través de los juegos que hagas con ellos, les será más fácil ser generosos y compartir con los demás. 

*Transmíteles seguridad a tus hijos (as), deben percibir un entorno sano y estable.

*Conforme crecen y se desarrollan es importante que les enseñes a cooperar en casa, esto  además de ayudarles a percibir que son parte de un todo (sentido de pertenencia), les será de utilidad a la hora de brindar ayuda a otros y a compartirse en tiempo.

*Enséñales sobre la importancia de reconocer sus emociones, esta acción se les facilitara más en la medida de que tú te abras emocionalmente con ellos y les enseñara en automático a ser empáticos a la hora de compartirse con sus iguales.

*Muestra interés por lo que pasa en tu entorno social, iniciando con la familia, las mascotas, incluso si a una plantita le falta agua, enséñales a que pueden compartir su tiempo con esa plantita al ponerle agua. Y sobre todo muestra interés por lo que les pasa a ellos (as) en su día a día, lo que para ti podría ser insignificante para ellos en podría ser cuestión de vida o muerte, evita subestimar sus emociones.

Espero y todo corazón que te sean de utilidad estas sugerencias y recuerda que con amor en esta vida todo es posible.

Lic. Psic. María Esther González Alvarado.

Agregue sus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.