Junio, mes de los buenos modales.

 JUNIO / EL VALOR DE LOS BUENOS MODALES

Los buenos modales son esa serie de conductas de cortesía y amabilidad que se practican en el día a día de una sociedad determinada, y su objetivo principal es el ser cortés y brindar un buen trato a los demás, para esto es importante que desde la más tierna infancia se inculquen como parte de la formación educativa de todo individuo.

Los buenos modales deben estar presentes en todo momento en nuestro hogar e incluso me atrevo a decir que fuera de el, esto es, que debemos mostrar congruencia en nuestras acciones y así como somos corteses dentro de casa, también lo somos fuera con el resto de la sociedad y viceversa. 

Es importante en todo momento el ejemplificar para nuestros hijos todos los aprendizajes que deseamos adquieran en esta primera infancia. 

Se debe hacer conciencia plena de que en esta etapa de desarrollo el cerebro de los niños no cuenta con la maduración necesaria para comprender nuestras cátedras sobre el deber hacer. Si damos la indicación de, “debes depositar la basura en su lugar”, pero al ir en el carro por el periférico bajas la ventana y simplemente tiras una envoltura, le estarás enviando un doble mensaje sobre la misma acción. 

El enseñar buenos modales no solo consiste en decirles lo que no deben hacer, también hay que especificar que si pueden hacer. Si solo nos dedicamos a reprender o a otorgar consecuencia por no comportarse de manera adecuada y por ende no se les felicita por sus buenos modales o bien por las conductas adecuadas, no aprenderán a valorar el resultado de estas.

Los principales formadores que son las figuras parentales de todo ser, juegan un papel importante y primordial ya que al ser los primeros referentes plasmaran todo lo necesario para la formación de sus hijos en sus vidas. La verdadera relación paterno filial tiene sus bases en el amor, el respeto y la confianza y no necesitaras más que eso y mucha paciencia y empatía a la hora de enseñar cualquier aprendizaje a tus hijos.

El Tren del Saber en esta ocasión te presenta algunas sugerencias que si bien te serán de gran utilidad a la hora de enseñar sobre los buenos modales a los más pequeños de tu hogar:

*Los niños(as) siempre deben aprender cuales son los comportamientos adecuados en los diferentes ámbitos y situaciones que vivencien.

*Como padres formadores deberán tener claro que los buenos modales van más allá de decir gracias y por favor, se trata más bien de ser respetuosos y corteses con las demás personas.

*Mantener tus expectativas bajo un nivel razonable cuando empieces a enseñar buenos modales, ya que es un proceso que se llevara su tiempo y siempre deberás procurar actuar de acuerdo a la edad de desarrollo en la que se encuentren tus hijos(as).

*Se les deberá motivar a aprender a dar las gracias, a saludar y a saber comportarse de manera adecuada cuando se siente a la mesa para ingerir sus alimentos o en cualquier otra actividad a la que se les involucre.

*Los niños que no aprenden las principales nociones sobre educación, buenos modales y a comportarse correctamente con los demás o hacer uso de otros espacios independientes de su hogar, corren el riesgo de ser señalados durante las primeras etapas de su vida e incluso correrán el riesgo de estar inmiscuidos en problemas a nivel social en su adultez.

Como mencione anteriormente, la enseñanza de los buenos modales implica un arduo trabajo, pero es importante para todo ser desde su infancia más tierna aprender a lavar sus dientes o aprender a hacer su cama, todo niño tiene la capacidad de dominar los buenos modales, solo dales tiempo y mucha paciencia en cada paso que den. Es muy gratificante vivenciar a futuro el fruto de tan bella labor.

Te deseo mucho éxito y plenitud en esta labor tan hermosa que es la formación de tus hijos.

Lic. Psic. María Esther González Alvarado.

Agregue sus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.